AUTOPOETICA

Luz, Reflejo y Ritmo

Autopoética es una instalación inmersiva compuesta de volúmenes proyectados en la oscuridad. La obra es dinámica e invita al espectador a la contemplación meditativa. Llevo años trabajando con materiales como la luz o el agua, lo que ha convertido mi forma de trabajo en un estudio de fenómenos naturales semicaóticos, en la búsqueda de patrones biológicos que albergan poesía y se resuelven en una suerte de estética.

La obra que presento es un ejemplo de mi interés por aunar sensaciones perceptivas con el flujo y ritmo natural de un sistema complejo, llamémoslo autopoético. Esta denominación científico social fue introducida por el biólogo Humberto Maturana y el sociólogo, Francisco Varela.

 

Los seres vivos son sistemas determinados por su estructura, es decir, todo lo que ocurre en nosotros ocurre en la forma de cambios estructurales determinados en nuestra estructura ya sean cambios propios o acontecimientos en nuestras interacciones en el medio, pero no determinados por este.
Los seres vivos están dotados de organización; poseer una organización peculiar y mantenerla es lo que los constituye en seres vivientes. La autopoesía es justamente esta propiedad: la de crear y mantener la propia organización., el sistema se mantiene y progresa la interacción. El sistema sigue “viviendo”: se trata de un bucle creativo.