CAEMENTUM

Los artistas han trabajado durante varias semanas en el museo y en la fábrica, sumergiéndose en la escucha del barrio de Añorga. Durante el proceso de creación han investigado el ruido que provoca el cemento al formarse, moverse o rozarse; han recogido hormigón, cemento y materiales producidos en la factoría, indagando en su tacto y materialidad.

Ainara LeGardon y Jaime de los Ríos han presentado esta instlación-instrumento, que quien se aproxime activará, experimentará y tocará. La vibración de los diferentes artefactos se capta por unos sensores y las texturas sonoras se recogen por un micrófono que envía señales a un ordenador. Mediante un algoritmo, el sonida de la sala se representa en imágenes proyectadas en un bloque de hormigón translúcido (i.light – Italcementi Group). Estas imágenes irán creándose y cambiando constantemente, gracias a la interacción improvisada del visitante.

(Fotos: Rafa Rodrigo)